Miércoles 20 de Agosto, 2014
Areas
Inicio
Editorial
Indice y Ediciones Anteriores
Temas
Humor
La última página de Hernán Millas
Revista Ercilla
Quienes Somos
Contacto
Suscripciones
Portadas Anteriores
Suscríbase ahora

suscripciones@holanda.cl
 
 
Inicio arrow Temas arrow Sicópatas de Viña del Mar: LA VERDADERA HISTORIA
Sicópatas de Viña del Mar: LA VERDADERA HISTORIA PDF Imprimir E-mail

N° 3.491 del 9 al 22 de diciembre de 2013

El martes 29 de enero de 1985, fueron ejecutados los autores de los crímenes de la Quinta Región. Concluía así una intensa trama policial que dejó para siempre vivo el recuerdo de diez asesinatos, al menos tres atentados sexuales y diecisiete meses de horror que Ercilla siguió paso a paso de la mano del periodista Telmo Meléndez Cabello.

Los dieciséis gendarmes entraron al patio por una puerta lateral, en forma inesperada y silenciosa. Sus siluetas oscuras se recortaron contra la fuerte luz que iluminaba los banquillos, interponiéndose entre los condenados y los testigos que ocupaban cinco filas de sillas en el extremo opuesto.

Todo ocurrió con eficiente rapidez, anticipándose la acción a cualquier pensamiento de quienes permanecían, al amanecer del martes 29 de enero de 1985, en aquel largo y estrecho patio de la vieja cárcel de Quillota, habilitada para ejecutar el cúmplase de la justicia.

Bajo las estrellas de la Cruz del Sur, se había extendido un silencio sólido, tan sólo cortado por las oraciones de los sacerdotes y de los reos: no podían oírse las pisadas de los gendarmes, que en un solo movimiento habían entrado, echando algunos una rodilla a tierra mientras otros se situaban de pie, apuntando al mismo tiempo. El sable del oficial bajó en un rápido y casi imperceptible movimiento y resonó una sola descarga, cerrada y certera. El grupo de siluetas se retiró de inmediato y la escena parecía ser la misma. Volvió el silencio. De nuevo había cuatro figuras cerca de los sacos de arena, pero los dos sacerdotes habían sido reemplazados por dos médicos, que se inclinaban sobre los ajusticiados.

Un pequeño grupo de autoridades del poder judicial y veintiséis periodistas –testigos públicos del cumplimiento de la sentencia– presenciaron ese último acto de los crímenes de Viña del Mar. Jorge Sagredo Pizarro y Carlos Alberto Topp Collins enfrentaron su destino, que ellos mismos se trazaron desde el 26 de junio de 1980, cuando atacaron a sus primeras víctimas. La serie de delitos finalizó el 1 de noviembre de 1981: tras ella quedaban los cuerpos sin vida de ocho hombres y dos mujeres, al menos tres atentados sexuales y diecisiete meses de horror.

Artículo completo en edición impresa.

 

 
< Anterior   Siguiente >

..............................................................................
spacer
Portada actual

Gratis: ESPECIAL HISTORIA DE LA EDUCACION EN CHILE


Revista Ercilla© Solicite más información a los teléfonos: 422 8500 - 422 8511 o al e-mail ercilla@holanda.cl
Powered by: Netline Telecomunicaciones & Mambo | Publicidad Online: webmaster@netline.cl